No estaba muerto…ni de parranda

Hola a todos,

4 meses sin publicar son muchos y quizás ha parecido que esto se había quedado en otro de esos millones de blogs que arrancan y luego tienen la entrada más reciente (o las novedades) con fecha de hace varios años, pero no. Aquí estoy de nuevo.

A finales de Mayo, por diversos motivos, tuve que dejar un poco de lado el blogs. Puesto que ya habían pasado unas semanas sin artículos nuevos decidí hacer un pequeño experimento (como comentaba en mi primera entrada este blog también servirá para hacer pruebas) y analizar qué pasaría si un blog recién nacido se abandona durante unos meses y luego vuelve a «renacer».

Así que en esas estamos. A partir de ahora nuevos contenidos, totorales y material que he ido preparando en este tiempo para ir alimentando el blog.

Por supuesto, cualquier sugerencia o tema que queréis que trate no dudéis en comentármelo.

¡¡Vamos a por ello!!

Deja un comentario