El hosting. Mi casa en Internet

hosting

Hola a todos,

la semana pasada hablábamos sobre los dominios, nuestra dirección en internet. Hoy toca hablar de la casa que vamos a tener en Internet: el hosting

Al lío

¿Qué es el hosting?

Imaginemos que ya tenemos nuestro flamante dominio y queremos montar una página web. Para eso vamos a necesitar un ordenador donde colocarla (es lo que tiene esto de la informática, se necesitan ordenadores para todo).

Podríamos pensar en hacerlo en nuestro PC pero rápidamente nos daríamos cuenta de los inconvenientes que esto acarrea:

  • Necesidad de tener el equipo encendido y accesible desde el exterior 24×7
  • Vigilar que nadie se cuele por esa puerta y, además de a nuestra web, acceda a nuestros documentos
  • Necesidad de un ancho de banda suficiente para dar servicio a las visitas de nuestra web
  • conocimientos para realizar el mantenimiento de dicho equipo
  • … y así podríamos seguir.

Por tanto, una vez descartada esta opción, tenemos que pensar en quién nos presta un ordenador potente, conectado de continuo a Internet, vamos a llamarle Servidor. Y aquí es donde entran las empresas de hosting.

Un hosting es precisamente eso un servidor, o un trocito de servidor, que nos alquilan para poder poner ahí nuestra página web.

Cuando uno está empezando con su blog/web/tienda online lo normal es que lo haga con en un hosting compartido; esto es, en un mismo servidor hay ubicadas varias webs diferentes. Seria el equivalente, si me permitís la comparativa, a un bloque de pisos: el edificio es uno pero dividido en varios pisos.

Conforme nuestras necesidades crecen (más visitas, mas funcionalidades) nos iremos moviendo hacia un servidor dedicado (que puede ser físico o virtual): un servidor para nosotros solos. Siguiendo con la metáfora anterior sería nuestro chalet

¿Cómo elegimos el mejor hosting (para nuestras necesidades)?

Empresas de hosting hay muchas y encontrar el hosting que necesitamos puede ser un dolor de cabeza.

A continuación indico en qué parámetros debemos fijarnos y en cuales nos fijamos y no deberíamos hacerlo (o, al menos, no demasiado)

  • Precio: normalmente lo primero que miramos. Cuidado con las ofertas puntuales. A veces nos dejamos guiar por un precio extremadamente atractivo que solo está vigente durante unos pocos meses. De cualquier forma, el precio, dentro de lo razonable, es algo que deberíamos supeditar a otros aspectos.
  • Asistencia: Fundamental que nuestro proveedor de hosting cuente con un buen equipo de asistencia técnica que nos ayude cuando tengamos algún problema (y los vamos a tener). Asistencia rápida y eficaz es lo que deberíamos buscar.
  • Espacio en disco: otra de las cosas en que solemos fijarnos y, en mi opinión, no es relevante (salvo casos y necesidades muy concretas). Con 500MB es más que suficiente para empezar. Además, el espacio en disco es algo que se puede ir contratando conforme nos vaya haciendo falta. Ahora bien, a igualdad de todo lo demás, pues cuanto más espacio, mejor.
  • Tasa de transferencia: esto es, qué cantidad de datos salen del servidor. Este parámetro será relevante cuando empecemos a tener un número elevado de visitas
  • Posibilidad de instalar un gestor de contenidos: Hoy en día rara es la web que no se construye usando un gestor de contenidos (WordPress, Joomla, Prestashop…) por eso extraña mucho que todavía se ofrezcan planes de hosting que no cumplen los requerimientos (normalmente el uso de base de datos y un interprete de php) para poder instalar una de estas aplicaciones. Normalmente son los planes de entrada y los más baratos pero si queremos usar, por ejemplo, WordPress, lo barato nos saldrá caro ya que no podremos hacerlo y tendremos que contratar un plan superior.

¿Cuánto nos va a costar?

El coste de un hosting compartido que cumpla con los requerimientos indicados anteriormente estará entre 65 y 120€ anuales en función del espacio, transferencia y servicios que nos ofrezca cada empresa.

Fijaos que estamos hablando de entre 6 y 10€ mensuales, vamos el precio de una copa al mes.

Algunas consideraciones

  • Lo ilimitado no existe. Cuando en una empresa de hosting nos ofrezcan “lo que sea” ilimitado no os lo creáis. Todo tiene un límite: disco duro, transferencia, memoria…La palabra tiene más de marketing que de realidad.
  • Los hosting gratuitos existen. Y son buenos para hacer pruebas, “jugar” o practicar lo aprendido en un curso (yo mismo los uso en algunos cursos) pero no los uséis para un proyecto web serio. No son estables, el servicio de atención al cliente es inexistente o muy poco eficaz, el rendimiento es pésimo y nos van a dar más de un dolor de cabeza.
  • Muchos hosting ofrecen un dominio gratuito (durante 1 año normalmente). Antes de “picar” comprobad el coste de renovar el dominio después de la promoción.
  • A mi personalmente (y esto puede ser una mania) no me gusta tener los dominios y el hosting contratado en la misma empresa. Separar los huevos en dos cestas evita que si una se cae se rompan todos.
  • Las opiniones sobre los hosting son como las de los coches: hay algunos a quienes les va mal y lo difunden a los cuatro vientos y hay otros a los que les va bien (también lo difunden pero suelen ser mas comedidos). Al final lo importante es como le funcione a cada uno. Hombre, eso sí, si por cada cliente contento hay 10 descontentos…mal síntoma.

¿Qué hosting recomiendas?

En la última década he trabajado con un número importante de empresas de hosting. Si bien es cierto que hay algunas empresas (de las que he leído grandes cosas) que tengo ganas de probar y todavía no lo he podido hacerlo, de las que sí tengo experiencia recomiendo, para proyectos con WordPress, Joomla o Prestashop, Webempresa (Soy afiliado ¡Gracias!). Empresa española cuyas máquinas dan un muy buen rendimiento y cuyo servicio de atención al cliente es exquisito y veloz

¿Tienes alguna duda? ¿Has contratado algún hosting? ¿Cual ha sido tu experiencia? ¿Necesitas más información referente al hosting? Usa los comentarios.

2 comentarios en “El hosting. Mi casa en Internet

  1. Buenas Noches muy buen aporte, tengo dos preguntas se puede migrar a webempresa? te dan el soporte para hacerlo? por que siempre es bueno contar con un buen soporte como el que describes de webempresa.

    • Hola Orlando,

      cuando comentas si se puede migrar entiendo que quieres decir llevar tu web hecha con WordPress, Joomla o Prestashop de otro proveedor de hosting a Webempresa ¿es correcto?

      En este caso, respondiendo a tus preguntas, sí es posible migrar la web y sí, Webempresa te da soporte para ello, es más, incluso te lo hacen ellos mismos gratis (http://www.webempresa.com/traslado-gratuito-para-webs-wordpress-joomla-y-prestashop.html).

      Si usas otro gestor de contenidos también es posible migrar la web, siempre y cuando los requerimientos del mismo sean los que proporciona Webempresa en sus distintos planes.

      Muchas gracias por comentar.

      Un saludo.

Deja un comentario