El dominio. Mi nombre en Internet

Hola a todos,

empezamos con esta entrada la serie que os anunciaba la semana pasada donde os voy a explicar los principales elementos que existen alrededor de Internet y las páginas web.

Cualquiera de estos temas daría para varias horas de charla o varias entradas así que, si hay algo que no cuente o que no terminéis de verlo claro, decídmelo en los comentarios.

Al lío

¿Qué es un dominio?

Pensad un momento en cual es nuestra rutina cuando vamos a llamar a alguno de los contactos que tenemos en la agenda de nuestro móvil: desbloqueamos el móvil, vamos a la app. de contactos, buscamos el nombre de la persona a quien queremos llamar, pulsamos…y ya estamos llamando.

Que levante la mano quien sepa de memoria los números de teléfono de las 5 personas a las que más llama.

Este ejemplo ilustra exactamente qué es un dominio: es el nombre que vamos a tener en Internet (nuestra página web y el correo) de forma que quien quiera encontrarnos no tenga que recordar una retahíla de números (la dirección IP de nuestro servidor) sino algo mucho más sencillo como es un texto.

Un dominio es, por ejemplo, iexperti.com

Si nos fijamos vemos que está formado por dos componentes: el nombre (iexperti) y la extensión (.com)

Esta ultima parte recibe el nombre de dominio de nivel superior (TLD) y vienen ya determinados por un organismo (la ICANN) que es quien los fija.

Es decir, por mucho que me gustase tener un dominio iexperti.ruben si la ICANN no aprueba el dominio de nivel superior .ruben no puedo registrarlo

¿Que nombre elijo? ¿Que extensión?

A la hora de elegir el nombre de dominio podemos tener en cuenta muchos factores pero los principales serán:

  • Que esté libre
  • Que no sea difícil de pronunciar y/o escribir en el idioma del publico al que nos vayamos a dirigir
  • Que tenga relación con nuestra marca, nombre o actividad
  • Cuanto más corto sea, mejor: más fácil de escribir, más fácil de recordar, menos espacio en una tarjeta de visita.

Respecto al tema de la “extensión” siempre se genera el eterno debate de si .com o .es o .loquesea

Mi recomendación registra, al menos, el .com y el .es. Si además nos interesan otros dominios como .cat, .net, .org o alguno de los nuevos que se han creado hace relativamente poco tiempo (.baby, .vuelos, .car, .madrid ….) también deberíamos registrarlos.

Coste de un dominio

Cuando registramos un dominio no lo estamos comprando. Es mucho más exacto decir que lo estamos “alquilando” ya que el registro de un dominio se produce para un periodo de tiempo determinado (habitualmente 1 año) que se puede ir renovando periodicamente.

El coste del dominio vendrá determinado por la empresa con la que lo registremos y el tipo de dominio que sea.

Los precios para los dominios más habituales (.com, .es), sin tener en cuenta posibles promociones u ofertas, suelen estar entre 9 y 12€ anuales. Para otros dominios más exóticos los precios pueden dispararse hasta 30, 40 o 60 € anuales.

¿Cómo registrarlo?

Para registrarlo bastará con ir a la web de cualquier empresa autorizada a registrar dominios.

Yo trabajo con Namecheap (Soy afiliado ¡Gracias!) que, si bien tiene el handicap de ser una empresa estadounidense y hay que entenderse con ellos en inglés, mi experiencia con ellos no puede ser más satisfactoria. Buenos precios, un proceso de compra sencillo y un excelente servicio al cliente.

El proceso sería el siguiente:

  1. Buscamos el dominio a registrarbuscar dominio
  2. Namecheap nos dirá si está disponible o nodisponibilidad de dominio
  3. Si está libre lo añadimos al carrito de la compra con el botón correspondienteselección de dominio
  4. Cuando hayamos seleccionado todos los dominios que nos interesan vamos al carrito y podremos elegir el periodo de tiempo para el que queremos registrar el dominio (por defecto un año) y si queremos que se renueve automáticamentedominio_duracion
  5. Una vez confirmemos el pedido, nos pedirá que creemos una cuentaformulario de registro
  6. y el último paso será facilitar la información para realizar el pago

Recomendaciones

Además de todo lo que he comentado, ten en cuenta estas recomendaciones antes de registrar un dominio:

  • Que un dominio esté disponible para registrar no quiere decir que no se haya usado antes. Comprueba si el dominio que te interesa y está libre se ha usado y para qué, ya que puede que este penalizado por Google y nos llevemos una desagradable sorpresa.
  • Personalmente no registraría un dominio (en España) que tuviera bien el .com o bien el .es ya registrado a nombre de otra empresa o persona. Las confusiones que se pueden generar y los posibles clientes que se irán a la otra web pueden ser relevantes (y más si ambos sitios se dedican a temas similares)
  • La renovación automática es un gran invento pero cuidado cuando va unida a una tarjeta de crédito ya que estas tienen fecha de caducidad y, si no nos percatamos, puede que un día nos encontremos sin dominio.
  • Lo mismo cuando no marcamos la renovación automática, hay que estar atentos a los avisos del registrador para renovar el dominio ya que, en caso contrario, nos podemos encontrar con que otra persona lo haga por nosotros…y ya tenemos el lío montado.
  • Si el dominio lo registras de forma conjunta con el hosting o aprovechando alguna promoción sorprendentemente barata asegúrate que el registro se produce a tu nombre o, de lo contrario, en el futuro descubrirás que no eres dueño de ese dominio

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que ahora, cuando oigáis hablar de dominios de internet, tengáis un poco más claro de qué va la película.

¿Tienes alguna duda? ¿Has registrado un dominio? ¿Necesitas más información referente a los dominios? Usa los comentarios.

Deja un comentario